lunes, 7 de diciembre de 2020

NOTICIAS

La ocupación ilegal de casas en Barrio Nuevo llega al punto de sangre

Un nuevo grupo de ocupas en la zona, de origen magrebí, protagonizan una reyerta con apuñalada que lleva a uno de los intervinientes al HUC con pronóstico grave. Los vecinos muestran su indignación ante la pasividad de las administraciones a resolver el problema ocupa en el barrio.

La asociación de vecinos de Barrio Nuevo, lleva ya varios años alertando y denunciando la indefensión de los vecinos y propietarios de inmuebles del barrio ante la impunidad ocupa en la zona, dónde ya se estima en más de una treintena las casas que han sido ocupadas ilegalmente. 

La asociación que preside Juan Luis Marín, no ha cesado en el intento de visualizar la problemática existente, en defensa de los intereses de los propietarios, y de la seguridad vecinal, puesto la agresividad de los ocupas ha ido en aumento en los últimos meses y la indiferencia de los gobernantes causa indignación entre los vecinos.

En 2020 la situación ha empeorado, y es que pese a la caravana de políticos visitando la zona sin muchas soluciones, entre ellos el Diputado del Común, el efecto llamada que provoca el enquistamiento y falta de seguridad que se percibe en el barrio, ha hecho que el número de casas ocupadas se multiplique por tres este fatídico año. 

La situación se está agravando por el perfil violento de los nuevos ocupas, y para ejemplo la reyerta vivida hace una semana en la calle El Drago, dónde un grupo de ocupas magrebies, solucionaron sus diferencia a golpe de arma blanca, terminando uno de ello en estado de pronóstico reservado en el HUC.

Los vecinos tienen miedo, y se sienten totalmente indefensos ante la impunidad con la que actúan estos nuevos ocupas, "inmigrantes irregulares de origen marroquí que fueron puestos en libertad cuando cumplieron los periodos reglados de retención, y ahora sin recursos se buscan la vida robando y ocupando casas de manera ilegal". 

La reyerta de esta pasada semana pudo terminar en tragedia, pero lo lamentable es que los responsables de la agresión procedieron a ocupar otra vivienda apenas dos días después del suceso.

Los vecinos echan en falta mayor implicación del ayuntamiento en el problema, "solo se les ha visto para la foto", pero ni se ha producido una intervención social para los casos de desamparo, ni se ha percibido aumento alguno de presencia de la policía en la zona, lo que permite que los nuevos grupos actúen impunemente, atemorizando al vecindario. 

La indignación en Barrio Nuevo va creciendo día a día, porque la ineficacia y despreocupación que demuestran con su inacción el ayuntamiento y las instituciones, la casi nula presencia policial, y los nuevos grupos violentos, están calentando un polvorín social que como explote, sus consecuencias van a resultar imprevisibles.

NOTICIAS

 Los Verdeños ponen en marcha un plan de auto financiación de su actividad social

La asociación de vecinos ha decidido no presentarse a las subvenciones de gastos generales convocadas este año por el ayuntamiento, por dudas jurídicas de justificación, apostando por un plan alternativo de financiación independiente.



La nueva Junta Directiva de la Asociación de Vecinos Los Verdeños ha iniciado con éxito un plan de auto financiación de su actividad social, alejándose este año de la dependencia a las subvenciones de gastos de funcionamiento del ayuntamiento, que además de convocarse tarde y mal, la cuantía que ofrecen no compensa con las exigencias documentales que solicitan, la cual además podría obligar a las asociaciones a incurrir en falsedad documental. 

Esta información fue comunicada por la asociación en una pasada asamblea virtual, ante la pregunta de varios vecinos sobre la no inclusión de Los Verdeños entre las asociaciones beneficiadas por parte del ayuntamiento. La asociación desmintió que hubiera sido marginada por el ayuntamiento en el reparto, aclarando que fue la asociación quien no solicitó la subvención ante la imposibilidad de presentar posteriormente la cuenta justificativa que correspondiese.

A modo de exposición, hay que recordar que el ayuntamiento ha convocado estos últimos meses las dos subvenciones de gastos generales de los años 2018 y 2019, las cuales ha fijado que deben justificarse con gastos relativos a esos años, en los que las cuentas anuales de las asociaciones ya están cerradas y justificadas internamente como exige la normativa de aplicación. 

Esta circunstancia, obligaría a las asociaciones a realizar un presumible acto de falsedad documental con facturas duplicadas y ya satisfechas con otros ingresos, para poder justificar esos gastos, a lo que la asociación de vecinos Los Verdeños ha preferido no exponerse. La tesorera de Los Verdeños indicó que "La Verdellada o hace las cosas bien, o no las hacemos".

Las bases de la convocatoria de las citadas subvenciones son contradictorias con la justificación legal económica que exige, puesto en gastos generales utiliza partida presupuestaria municipal de 2020, pero a las asociaciones se les exigen justificar con facturas de 2018 y 2019, años que jurídicamente deben estar ya cerrados y justificados con el informe de balance de cuentas que exigen la ley de asociaciones, tal y como se confirmó a la asociación, tras consulta, por parte de la Agencia Tributaria. 

Esta incongruencia obligaría a las asociaciones, puesto nadie sabia en 2018 y 2019 cuando dinero te iban a otorgar con esta subvención, a falsificar sus propias cuentas internas duplicando facturas de gastos ya satisfechos para justificar al ayuntamiento, una subvención que ronda entre los 100 y los 600 euros por colectivo y año. 

Los Verdeños estudiaron la posibilidad de presentarse a estas convocatorias, pero ante la duda jurídica, pues la responsabilidad de la justificación de la subvención recaería en la propia asociación, decidió no presentar solicitud alguna. 

Las subvenciones de gastos generales anteriores, se solicitaban en el año en curso, aunque luego tardaran meses en ingresarla, pero ello permitía al colectivo asentar el ingreso como pendiente de cobro, y con ello justificar las cuentas de manera correcta entre diciembre y enero de cada año. 

Si el ayuntamiento hubiera convocado las subvenciones de 2018 y 2019 en este 2020 como ayudas compensatorias de esos ejercicios, a fondo perdido (como las de comercio) o permitiendo la justificación con gastos satisfechos en 2020, hubiera garantizado que las asociaciones no incurrieran en posible irregularidad contable con la justificación. 

Ante este escenario, Los Verdeños han preferido evitar el riesgo, y han puesto en marcha un intenso plan de auto financiación que además de permitir cubrir los gastos de mantenimiento, está permitiendo financiar actividades sociales, y fomentar la implicación de vecinos y comerciantes en la vida social del barrio con mucha independencia. 

Los sorteos semanales  mediante aportaciones voluntarias están siendo las actividades más visibles en este último mes, pero la asociación trabaja estos días en la puesta en marcha de la cuota común con un plan de bonificaciones familiares, con las que se espera cubrir el 100% de los gastos de mantenimiento del ejercicio, y financiar más actividades sociales, culturales, educativas y comunitarias en el barrio.